domingo, 25 de mayo de 2008

Eurovisión 2008 y los amables vecinos

Ya era "vox populis" que el ridículo que íbamos a hacer con el "perrea, perrea" iba a ser de órdago, aunque podría haber sido peor, un puesto 16 no está nada mal. Para mí mucho mejor la caricatura del Chikilicuatre que el esperpento de "canción?" que presentaron las Ketchup (una cancion sin estribillo a Eurovisión???).

Como buen melómano que me considero, una cita ineludible es Eurovisión, aunque cada vez las participaciones sean más fotocopiadas y las canciones suenen tan prescindibles y superfluas. Pocas son las que saben destacar y constantemente se repite esa idea de que esto ya lo habíamos escuchado antes, cambiando quizás un par de acordes, nada más.
Así este año los temas de Rumanía, Letonia, Serbia y tantos otros nos sonaban familiares a la par que innecesarios en nuestro caché de memoria.

Desde que se instauró el sistema de votos por SMS o llamadas, se ha acentuado ese favoritismo vecinal que ya se daba con los jurados expertos. Los países balcánicos a votarse entre ellos, como hacen los de la antigua URSS, los escandinavos, Gran Bretaña o nuestros mismos vecinos (12 nos dió Andorra y 10 Portugal). Pocas veces se tiene en cuenta la calidad musical aunque al final siempre acabe ganando un tema resultón, que no me ha parecido el caso de este año, porque ese pastelón de Rusia era para mear y no echar gota.

Luego vemos que temazos como el "Hero" de Suecia ha quedado peor que el "Chiki chiki" inclusive y nos quedamos todos absortos ante la evidente injusticia que se está cometiendo.

SUECIA


Al menos nos sentimos un poco recompensados porque un tema tan atrevido y fuera de la onda eurovisiva como es el de Bosnia-Herzegovina no ha quedado muy mal situado, entre los primeros, pero no sabemos si por proximidad balcánica o por calidad musical.



Así que queda todo en entredicho, como ha ocurrido siempre y luego nos quedamos un poco desconcertados, por eso, muchas veces, hay que pasar de todo, ignorar este politiqueo constante y enviar bromas como el "Chiki chiki". Para que sepan que, visto lo visto, más vale reírse de Eurovisión que tomárselo en serio.
Italia, qué grande eres...

2 comentarios:

Javier dijo...

Hombre, yo prefería temas como el de Dinamarca o Noruega, incluso Bosnia, como bien dices. Pero el de Suecia era una de las muchas divas repetidas que llegan al ESC. El ganador no me gusta ná. Ná de ná. Y su puesta en escena dejaba muy mucho que desear.

SaulosS!!

Justo dijo...

A mí me gustó mucho el chico de Israel, me pareció una canción preciosa y muy bien interpretada.

La cantante sueca ha acaparado más la atención por sus arreglos quirúrgicos a los 33 años que por la canción en si, le ha perjudicado esa circunstancia.

Con respecto al Chiki Chiki, coincido: no me gusta nada, pero al final no estuvo tan mal, lo prefiero a otras cosas que hemos mandado como las Ketchup o Son de Sol.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...