martes, 13 de mayo de 2008

Amaral - Gatos negros, kamikazes y generaciones perdidas

Que Amaral es el mejor grupo español del momento pocos lo ponemos en duda. Cuatro discos notables donde hemos sido testigos del progreso lírico y musical de los zaragozanos - no hay más que escuchar "Cara a cara" y "No soy como tú" para ser conscientes - y ahora otro nuevo en camino, el más ambicioso de toda su carrera.

Ni más ni menos que diecinueve canciones compondrán "Gato Negro, Dragón Rojo". Dos cds que se publicarán en varios formatos, versión pen-drive incluída y que nos van a presentar a unos Amaral diferentes.



Si "Pájaros en la cabeza" resultaba abrumador con sus orquestas, su pulcro sonido, su variedad de instrumentos y sus guitarras límpidas, con este nuevo han optado por la simplicidad, como bien han querido dejar claro en el video de "Kamikaze", su primer single.

Aunque a veces la simplicidad es la excusa más tonta para ocultar la mediocridad, en este caso, nos encontramos con una verdad a media. La canción no deja de ser los Amaral de siempre, quizás más desnudos, sin protegerse contra el sol, pero en el fondo, el mismo sonido amaraliano que todos conocemos y que hemos escuchado sin cesar en toda fiesta popular que se precie. Escuchando atentamente la canción, "Kamikaze", uno se pregunta, ¿podríamos ser capaces de aguantarla la infinidad de veces que tuvimos que soportar "Días de verano" o la de "Marta, Sebas, Guille, la vecina, la portera y la madre que la parió..."? A mí los falsetes de Eva se me hacen petulantes y cansinos. Los "siiii" me atraviesan los tímpanos y me dejan mella. Creo que debería llevar la advertencia de "no usar en grandes dosis" indicada al principio.

Menos mal que tenemos 18 temas más para contrastar el efecto paralizante del primer single, y menos mal que temas como "El blues de la generación perdida", la canción que gratuitamente han distribuido por su web amaral.es para contentar a la masa que espera algo nuevo suyo ya, parecen los Amaral más puros e inocentes de su carrera.



En el fondo, orquesta sí u orquesta no, seguirán siendo los mismos que escribieron "Como hablar" y "Sin ti no soy nada" y que repiten fórmula como si de una cadena de fabricación se tratara. Es pronto para dar un veredicto del disco, pero repetimos, la delgada línea que separa la sencillez de la mediocridad se puede volver un fuerte adversario para ellos.

KAMIKAZE

3 comentarios:

Husky dijo...

Me parece que te equivocas un poco con Amaral... que radian sus canciones hasta la saciedad? Pues sí, pero eso no quita que sus discos estén bastante por encima de la línea de la mediocridad. Vas a escribir alguna vez sobre alguien conocido sin indignación? Desde el respeto te lo digo, es que tus entradas suelen ser bastante negativas. Un saludo.

David dijo...

Gracias por este post tío.
te he contestado también en publispain pero te escribo aquí tb.

Voy a resumir un poco lo que te pongo allí, creo que no se puede decir que estas 2 canciones que nos presentan no estén a la altura de las circunstacias, eso sí, que te llegue más o menos es otra historia.
Y, por ejemplo, los falsetes de Eva a tí te parecen petulantes y a mí me parecen el punto fuerte de la canción...
Son distintas formas de ver las cosas. A mí la canción me pareció un tiro la primera vez que la escuché y tras cientos de escuchas me lo sigue pareciendo. Es una gozada, no sobra ningún acorde, es intensa y auténtica.

El blues de la generación perdida, me ha parecido una canción para calmar las aguas de los fans de toda la vida que no hayan encajado del todo Kamikaze. Se trata de una canción Amaral de toda la vida, de mucha calidad, tanto vocal como a nivel de letras. No creo que haya nadie a quien no le guste esta canción, porque supone un pasito corto en cuanto a evolución con respecto a los anteriores discos...eso sí, sin restarle un ápice de calidad.

Como te he dicho en publispain, a mí el disco me está entrando por vena directa, pero quizás porque en este momento es justo lo que me apetece escuchar.

Cuando uno tiene una lista de grupos preferidos, sus discos van rotando en ciclos a lo largo de la vida y se van posicionando como predominantes en un determinado tiempo, cediéndole el lugar a otro cualquiera en otro momento concreto. Por ej, el X&Y ha sido el disco de Coldplay que más me ha marcado, porque quizás en estos 3 o 4 años de mi vida es justo lo que me apetecía oir y ahora mismo para mí, le da mil patadas al Parachutes, pero quizás dentro de 2 años redescubra el Parachutes y me parezca lo mejor de lo mejor...

archer dijo...

husky, desde el respeto te digo, que has malinterpretado mi comentario sobre el disco de Amaral. Para empezar, aún no hay opinión porque no hay disco, básicamente.

Estamos haciendo cábalas, no digo que sea mediocre, sino que hay una delgada línea que separa la simplicidad de la mediocridad.

Los comentarios de los falsetes de Eva, sus agudos, no digo que me molesten, sólo al final resultan innecesarios. Lo que digo y opino es que si la gente estaba un poco harta de Amaral, este tema no va a ayudar a que cambien de opinión.

"El blues..." sí es un tema 100% de Amaral y me ha dejado buen sabor de boca.

Repásate el blog para que te des cuenta que son contaditas las ocasiones en que he escrito de alguien conocido indignado, que yo recuerde, sólo de Madonna.

DAVID, buenísimo tu comentario. Yo estoy ansioso por hacerme con el disco y escuchar los 19 tracks.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...