jueves, 3 de enero de 2008

GARRISON STARR - The sound of you & me - Sonidos agridulces para un día lluvioso



El quinto álbum de Garrison Starr se presenta como una suave tormenta de verano, la cual observamos desde la ventana, como espectadores. Nos sentimos refugiados bajo techo, pero nos gustaría salir fuera y retozar en los charcos, sentir la vida en su máxima expresión.
Así, "The sound of you and me" recorre un camino sinuoso entre la confortabilidad y la aventura, sin llegar a estallar en una hecatombe de riesgos atractivos y explosiones en direcciones sorprendentes.

Es un disco perfecto para dejarse llevar, para olvidar y para recordar, a partes iguales. Aunque la mezcla está bien ejecutada y las piezas coinciden grácilmente y armoniosamente, echamos de menos esos riesgos, algo que lo aleje de la corriente principal, de ese convencionalismo que lo hace idóneo para sonar tanto como hilo musical del Carrefour o en el cassette de un camionero tras horas de carretera.

Garrison maneja su voz con arte, sabe cuándo tiene que emocionar y cuándo tiene que sobresaltarse y no parece avergonzada en sus interpretaciones a lo Shawn Colvin, es más, se deja acompañar por voces de fondo (las de Neilson Hubbard, coproductor del disco) para formar resultados sobresalientes.

Pero no es la formidable interpretación la que habría que destacar. Hay que resaltar que, aunque la once canciones que forman este LP contengan un esqueleto de lo más formal, los arreglos de sus productores y la propia Garrison han hecho gala de un buen gusto encomiable. Canciones tan bien presentadas como "Pendulum" o "Cigarettes and spearmint" son el mejor exponente de lo que se puede hacer con buenas ideas.

Todo esto con apenas un par de guitarras acústicas y una efímera guitarra eléctrica, mucha percusión, algún tímido violín y un piano travieso, poco más. El disco no se deja llevar por una producción socorrida, sin embargo con algunas canciones es inevitable ("No man's land" o "Kansas city, Kansas"), sino que halla la forma de sonar original y excitante, eso sí, sin abandonar un momento esa corriente antes mencionada.

Resultan los tiempos lentos los mejores segundos de "The sound of you & me". La apertura con "Pendulum", la balada "Big enough" que deleita, "Black & white" es una nana oscura que cala y "We were just boys and girls", a lo Joan Osborne del "Relish", atonta como una droga.

Por la vertiente más movida, "Let me in" (la más Shawn Colvin de todas) es contagiosa y fácil de usar, "Sing it like a victim" (recuerda a Abra Moore) nos ofrece un piano tierno, "Pretending" es sencilla y agradable y "Beautiful in Los Angeles" presenta la única nota de disparidad y acercamiento a lo novedoso y arriesgado del disco.

Para un día lluvioso como hoy, letras como las de "Big enough" o "Pendulum" nos harán reflexionar, mientras nos debatimos entre ver la lluvia desde dentro o sentirla afuera.

8/10


"Big enough" en directo:

4 comentarios:

David dijo...

Jo tío!! me voy a grabar tu recopilatorio de enero entero.
No sé si Budapest te los recomendé yo, creo que sí. Pero ya que solo le pillas el punto a Is this the best it gets...
te pongo un link que espero que veas del single de su cantante en solitario, se llama testimony y es un tema grande. El vídeo tb lo es

http://es.youtube.com/watch?v=UNUWU-cqNhU

PD: Te pongo esto en este tema, porque este sr tb es Garrison.

archer dijo...

Aparte de que me lo recomendaras tú, un amigo que tampoco es que escuche mucha música, me lo recomendó, él es un fan de Sinead O'Connor y a mí la irlandesa... cosas sueltas, la verdad, así que no sabía muy bien cómo tomarme la referencia.

Del disco recuerdo que sólo me llamaba la atención el primer corte y ahora, escuchándolo más detenidamente, pienso que es agradable pero no me dice gran cosa.

Escribí un comentario en el foro sobre Budapest, por cierto...

El disco del tal Garrison, ¿se llegó a publicar o qué pasó?

David dijo...

El disco de John garrison se ha llegado a editar pero creo que los españoles solo lo podemos sonseguir por internet. Además en el emule imposible...
Se le cruzó algún cable, dejó el grupo y se fue a New York a tocar en garitos pequeñitos. Allí sacó el disco que ha pasado sin pena ni gloria...
Ahora le ha tocado la varita de la suerte, porque la gente se sigue acordando de él, y james Blunt lo ha cogido de telonero para la gira q empieza en breves...
hay en youtube un vídeo de John Garrison versionando piano y voz la mejor canción de radiohead (a mi juicio, No surprises) que pone los pelos de punta...

PD: vaya curro que te marcas con el blog este macho!

a-silent-room dijo...

Muy interesante el post de Elisa. La conocí con su Come speak to me, y la última vez que supe de ella fue con esa canción,cuando actuó en Musica Si, o como se llamara por aquel entonces el programa de la1.Hace poco una amiga que está ahora en Roma, me la mencionó y le dije que sería ésta. Ahora que he leido el post, estoy segura que es ella.
En cuanto a Budapest, se acabó porque no ganaban pelas con ellos, en cierta manera era ellos los que pagaban por actuar, más que les pagaran. Asi que...
Si queréis el disco está en el comentario del último post de sr.Garri. No sé cuanto durará, lo mismo...mañana lo quito.

Escuchando a Elisa, menos mal que encontré un link disponible, esto de estar sin mula... Hace que dependar de blogs y links que si son de hace mucho tiempo..están ya caducados.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...