jueves, 25 de octubre de 2007

ANDREAS JOHNSON - LIEBLING - El poder de una canción, o dos...


"Loved one" o "Liebling", en sueco, para la gran mayoría es el album que contenía la canción "Glorious", el mayor éxito de Andreas Johnson. Cargada con un profundo dramatismo gracias a su orquesta de cuerda y su interpretación, "Glorious" pasó como un torbellino por toda Europa, dejando al viejo continente con ganas de querer más... y con las ganas se quedaron.
Si bien el resto del disco no es malo, la cuestión es que las once canciones restantes no tienen que ver nada con "Glorious", lo cual puede ser un defecto o una ventaja.
Yo, personalmente, me quedo con "Spaceless" o "Breathing", producciones electrónicas con fuerza y gancho, que me dejaron más contento que ese "Glorious".

De acuerdo que esta canción es soberbia, más por la música en sí y ese estribillo colosal y dramático que por el resto de la canción (recuerden el caso "Spaceman" de Babylon Zoo para hacerse una idea de lo que es estribillo-canción de desigual calidad), que suena gloriosa como presenta el título (esto suena glorioso y no el último single de la australiana Natalie Imbruglia, de igual nombre), pero hay algunas gemas en el resto que cabe destacar.

Para empezar, el segundo single, "The games we play", es mucho mejor que "Glorious", pero claro, menos comercial y muy diferente, por lo que el que esperaba algo tan épico como ese primer sencillo se quedó con cara de panoli ante este "The games we play", más corriente pero más elaborado.
Qué decir de "People", esa copia barata del "Parklife" de Blur o de temas tan aburridos como "Please (do me right)" o "Should have been me".
Al final el resultado es indeciso e irregular, a pesar de que "Unbreakable", el tema que cierra el disco, nos deje una grata sensación, pero el resto del disco nada entre dos aguas.

6,5/10

DIDO - NO ANGEL - Insuperable debut de la frágil Dido


Cuánta presión debieron sentir Dido y Rollo Armstrong al dar forma a la reválida de este "No Angel", disco debut de la británica, que alcanzó los 12 millones de copias vendidas.
Si bien es cierto que el "Life for rent" del 2003 vendió también soberanamente, la calidad y cualidades de ambas producciones están separadas por kilómetros, porque donde hay originalidad y acierto en "No angel" hay mediocridad y estupidez en "Life for rent".

El éxito de este disco, como muchos ya sabrán, empezó gracias a que Eminem sampleó (o adquirió completamente) el "Thank you" de Dido en su canción "Stan".
Dido incluso aparecía en el videoclip, haciendo de mujer embarazada del rapero.
La discográfica, sabiendo de la repercusión del tema, no quisieron centrar todo el album en esa única canción y se adelantaron editando "Here with me", producción del curtido Rick Nowels, un mago para las melodías.

Cierto es que "No angel" es un magnífico album, genialmente elaborado en su sonido y composición lírica y que demuestra que una gran obra es difícil superar.
Temas como "Don't think of me", producida por Youth (Crowded House, The Verve) o el bonustrack "Take my hand" (con la colaboración de Sister Bliss, de Faithless) catapultan muy alto esta obra.

Llena de matices sonoros interesantes e inquietantes, como los que suenan en "Honestly OK" o "Isobel" y que junto a la dulce voz de Dido (a ratos sonando como Sade, a ratos como Sarah Mclachlan) y su belleza popular, fueron el aliciente para que triunfara en todo el mundo.
Canciones de amor desde una perspetiva más intrínseca y con algo que decir, historias de personas perdidas, estados de ánimo y confesiones personales, son las que retrataron en este "No angel", dotado de gracia e inspiración, la cual se volatizó en el segundo album, porque lo que hace grande este primer disco desaparece por completo en el segundo.

Han pasado ya casi 5 años desde que "Life for rent" se publicó, y Dido está grabando otro disco, pero llevamos oyendo noticias muchos meses y no se ve nada palpable. Se hace mucho de rogar, y la gente ya se está preguntando si alguna vez volverá. Una cosa es no querer saturarse y otra es salir del mapa completamente.
Aunque no nos ilusionemos, nunca más podrá superar la calidad de este album.


9/10
Video de "Here with me"


miércoles, 24 de octubre de 2007

Algunas novedades....


Sorpresas te da la vida... y gracias a Internet podemos tener los discos en un chasquido de dedos y estar más actualizados de lo que alguna vez habríamos soñado.

Es así que descubro recientemente que mis queridos Hooverphonic han sacado nuevo disco, que Dan Wilson, cantante de Semisonic, se digna en sacar un album después de más de diez años sin editar nada, que Dashboard Confesional vuelven al ataque con un fantástico album, que The National Bank preparan el segundo disco ... y alguna sorpresa más.

Todo esto endulzado con el buen sabor que deja comprobar que el último disco de Britney Spears es una auténtica bazofia (y acaso a alguien le sorprende) y que Stereophonics han alcanzado de nuevo el número 1 en UK con "Pull the pin".

Esperando a que Guster, Eskobar y tantos favoritos saquen ya el disco que están grabando, nos conformaremos con los que van saliendo, que ya está bien...



martes, 23 de octubre de 2007

GUSTER - LOST AND GONE FOREVER - Ignorados más allá de EEUU


Guster es en USA lo que Elbow es en UK, grupo aclamadísimo por crítica y público, que poco a poco van consolidándose en la difícil escena alternativa de Estados Unidos, currándoselo a base de giras de más de 200 actuaciones al año y triunfando gracias al boca a boca.
Cinco albumes a sus espaldas les ha colocado, con su última oferta, "Ganging up on the sun", en un respetable top30 en Billboard, y parte de este éxito merecido tras duro trabajo, es debido a este increíble "Lost and gone forever".

Fue su primer trabajo con una multinacional, Sire (de Warner Records), y recogía 11 canciones del más perfecto y puro pop, hits instantáneos y pegadizos, con su lado comercial pero de una calidad reconocible, sin duda alguna.
Por algo son los abanderados de la escena indie americana y muchos grupos británicos han adoptado un estilo a semejanza de Guster.

"What you wish for" (usada en la cabecera del film "La casa de tu vida"), "Barrel of a gun", "Either way"... así, en orden, todas imprescindibles y maravillosas, caracterizadas por esa percusión que tanto sorprendía en sus directos (en sus inicios, Guster tenían percusionista y no un batería).
Uno escucha el disco y va pensando, qué canción más sublime, para luego escuchar la siguiente y pensar que es mucho mejor que la anterior, hasta que terminas, y reflexionas.
Qué complicado es encontrar un disco en donde todas las canciones formen un conjunto tan bien desarrollado.

Gracias que no quedaron perdidos y marchados para siempre, Guster merecería estar junto a los más grandes, aunque no han igualado esta obra, sus discos posteriores siguen reflejando la gran capacidad que tienen para esbozar perfectas joyas pop.
10/10


lunes, 22 de octubre de 2007

CHRIS DE BURGH - THE ROAD TO FREEDOM - Música para imaginar


A alguien como a Chris de Burgh, con una carrera a sus espaldas de más de 30 años, publicar discos debe ser algo rutinario, y fuera de las presiones y señalamientos con el dedo que podría tener en una gran discográfica o tras un éxito homogéneo, decide sacar un disco, primeramente para agradarse a sí mismo y desclavarse alguna de las espinas que le asolan desde años atrás.
Entonces edita "The road to freedom" en el 2004, un pequeño gran disco, que al margen de sus numerosos hermanos mayores, supone un disco de renovación, una banda sonora sin película pero llena de imágenes y referencias a muchos de los clásicos del cine histórico.
Es fácil dejarse llevar por la contundencia de temas como "The road to freedom" o "Read my name", por las muchas fuentes de las que bebe Chris para elaborar este evocador producto.

Raíces latinas en "What you mean to me", folk en "Songbird", orquestas magnánimas en "Snow is falling", sonidos celtas en la canción que da título al album y toques pop en "Five past dreams".
Comenzando con la hermosa "When winter comes", el instrumental que moldea el resto del album, el album #22 de Chris provoca reacciones de todo calado, pero no deja indiferente.
Sigue teniendo una voz galante y grande, sigue creando imágenes fílmicas con precisión y sentimiento, sabiendo atravesar capas para llegar hasta el alma y converge en varias direcciones, perdiendo el rumbo en contados momentos dado a lo mucho que pretende abarcar, más haciendo grandes los mejores tracks del disco y muy pequeños los más ligeros, creando diferencias separadas por abismos.
En el camino a la libertad, no debemos olvidar nombrar composiciones tan brillantes como "The journey" o "The words 'I love you'", que deberían haber formado directamente parte de los clásicos de esta década.

El hombre que cantaba a la mujer de rojo, ha encontrado otros objetivos, y bien si los ha alcanzado, ha sido para deleite de los pocos que nos hemos interesado por su obra y que gozamos en su universo, su universo particular, haciéndolo también nuestro, desconocido y particular, pasándonos el testigo de la unicidad y exclusividad.


9/10

jueves, 18 de octubre de 2007

ELBOW - LEADERS OF THE FREE WORLD - Y llegaron a lo más alto...


Elbow será uno de los grupos más maltratados e infravalorados del panorama musical mundial. Dotados de la grandilocuencia para las melodías de Radiohead y con la exquisitez de unos añejos Pink Floyd, no han llegado a conectar en demasía con el gran público y yo no encuentro el motivo, sinceramente.
En este disco agrupan amargura, creatividad y expresionismo en un sobrecogedor relato tiznado de política, histrionismo y sensibilidad.
Aquí alcanzaron sus cotas más altas, su compacto más redondo, más creativo y apabullante.
Guy Garvey no tiene una gran voz, es cierto, pero canta con el alma, dejándose toda su voluntad en cada palabra que pronuncia.
"Los líderes del mundo libre... sólo son chiquillos arrojando piedras, y resulta fácil ignorarlos hasta que llamen a la puerta de vuestros hogares"... nos cuenta Guy en el tema central del disco.
Sólo un disco tan evocador como éste ha podido ser reflejado en imágenes, y Elbow decidió editar un video musical por cada canción del disco, y hay que decir que menudos videos, pequeñas obras de arte. No hay más que ver "Station approach" o "Picky bugger" para ver la creatividad y arte que destila este trabajo.
El trabajo que debía de haber sido el encumbramiento del grupo, gracias a temas como "Forget myself", co-producida por Marius de Vries, ha quedado como un muy buen sabor de boca entre los fans, pero ha fracasado en la misión de captar nueva clientela.
Los temas más ruidosos, como el nombrado "Forget myself", "Leaders of the free world" o "Mexican standoff" suenan impecables, llenos de matices sonoros que encandilan.
Por otro lado, los temas más tranquilos, como "The everthere" (el diamante en bruto del disco), "The stops" o "Puncture repair" emocionan y cortan la respiración.
La parte lírica, por parte de Guy, es soberbia. Frases como "I can't undo the day, it won't go under the rug" o "Are you falling in love every sencond song?" demuestran la capacidad de este gran escritor.
Se atrevieron también con el castellano en una versión de "Mexican standoff", no muy fácil de entender.

Acabaré como empecé. Elbow es uno de los mejores grupos que existen ahora mismo, sus discos recogen canciones enormes y no hay ningún descarte. Sólo se le puede dar un 10.

10/10


Video de "Forget myself":

sábado, 13 de octubre de 2007

EMBRACE - THIS NEW DAY - Abrazando al mundo


Este nuevo día" no supone nada nuevo en la fórmula de Embrace, pero cuando algo gusta, un atracón no debe importar, aunque para el siguiente disco urge un cambio.
Me explico, con "Out of nothing", el anterior album de los ingleses Embrace, aparte de seguir triunfando en UK, pudieron abrir fronteras por el mundo y hacerse conocidos en la escena, convirtiéndose así en el disco más exitoso de su prolífera carrera.
Varios factores produjeron la gran vuelta de Embrace con este album. La labor de composición dejó de recaer únicamente en Danny McNamara, el cantante, pasando a ser un trabajo del grupo en completo. La discográfica Independiente apostó por ellos contratándolos y resurgiéndolos. El primer single de ese album, "Gravity" era una canción escrita por Chris Martin, de Coldplay, y sonaba irremediablemente a Coldplay, lo que provocó la captación de muchos de sus fans.

El album fue el más vendido de Embrace, y si la fórmula funcionó, ¿por qué no repetirla en "This new day"?
Mismo sonido preciosista y sinfónico, más canciones para llenar estadios y que la gente bote, otras diez canciones presentadas casi a la par, orden balada-uptempo, canción que titula el disco para el final, misma apariencia en el diseño de la portada y tipo de letra.
Si con "Gravity", balada un tanto ñoña que iba in crescendo, dieron en la diana, repitieron con otra balada in crescendo, de las que tan bien estila Embrace, pero esta vez escrita por ellos.
"Nature's law" recordaba que no hay que ir en contra de los sentimientos, en un estribillo coral con aires de himno esperanzador.
Como es la música de Embrace, vitalista, energética, títulos como "Celebrate" pretenden que te olvides de todo y celebres la vida. "Target" ubica objetivos en la vida, "I can't come down" retoma el punto donde quedó "Nature's law".
Este detalle llenaestadios que denomina su música fue el determinante para que apoyaran a la selección inglesa en el último mundial de fútbol, con la canción "World at your feet", específicamente escrita para dicho evento.

A destacar "This new day", boceto inspirado en la música de Doves y Manic Street Preachers, pero que supone la canción más completa del disco, para algo es la que le da nombre. Mencionar también la estupenda cara b "Collide", sencilla y menos sobreproducida que lo que encontramos en el album.

Las canciones de este disco no son malas, tampoco son espectaculares, son buenos temas que suenan muchas veces muy similares entre sí y los del disco anterior, hecho éste que hace que "This new day" pierda muchos puntos, la falta de originalidad.
Como decía, para el siguiente disco, esperamos que algo cambie, porque más de lo mismo podría traerles efectos secundarios graves.


6,75/10

Video de "Nature's law":

viernes, 12 de octubre de 2007

TASMIN ARCHER - ON - Sublime vuelta a los ruedos



Tasmin Archer era la costurera que sacó un disco junto a John Hughes, su pareja, llamado "Great expectations" del cual se esperaba mucho y poco se disfrutó.
Un aire fresco asoló al mercado con la hermosa "Sleeping satellite", una mezcla ácida de fábulas y críticas políticas que ponía en duda la llegada del hombre a la luna.
Fue un éxito automático, abrumador, la cara de Tasmin por todos lados, su disco en lo más alto, conciertos, viajes... quizás demasiado para una sencilla costurera.

La música siempre le apasionó, la pequeña Tasmin, de mente inquieta decidió explorar nuevas facetas en "Bloom" su segundo disco, alejado de todo detalle comercial que podría tener el primero. El disco fue un rotundo fracaso, la discográfica, EMI, la despidió y a Tasmin se la tragó la tierra.

Cayó en una profunda depresión creativa que le duró muchos años, desengañada del business de la música y que intentaran llevarte por un camino que no era el que ella escogía, se refugió en la cerámica y en la pintura, exponiendo su rabia ante el mundo en sus obras.

Diez años después, en el 2006, Tasmin Archer publica en su propia compañía discográfica, Quiverdisc, un disco nuevo, "On". El satélite durmiente se ha despertado.
Y nos ha dedicado el mejor disco de su carrera, y por qué no decirlo, de los mejores del año pasado. Si hubiera justicia en el mundo, los premios le hubieran llovido, como hicieron cuando debutó, pero toda esa parafernalia no le motiva a Tasmin y ni falta le hace.
Las críticas del disco han sido ensonrojedoras y ella se debe dar por más que satisfecha de que con los medios que ha tenido, haya publicado un disco de 10 canciones soberbias, y encima editar dos videoclips que muchos quisieran.

¿Y qué tiene de especial "On"? Sólo hay que escuchar la voz de Tasmin en el primer single "Effect is monotony" para apreciar que no es una grabación vulgar. Su voz dejada suena fantástica, mejor que nunca, añejada como un buen vino, en una interpretación nada fácil, con muchos cambios de registros (en "Violence" deja atónito la montaña rusa en la que se sube su voz) , subidas, bajadas, y todo en un tono suave, rasgando la voz, provocando dolor en las palabras cuando canta "El éxito es un juego que todos practicamos".

Las composiciones que ha creado junto a John Hughes son para quitarse el sombrero ante la maravilla lírica y musical y la cantidad de atmósferas que han creado en diez temas y poco más de cuarenta minutos.
Canciones oscuras, tenebrosas, de película de miedo como "Take care", "Violence" o "Hello" (la mejor canción de su discografía, muy por encima del resto), otras alegres y chispeantes como "Sedan" o "Hope". En conjunto, un disco quasiperfecto, donde la única queja que puedo encontrar es en el tema "Complaints", precisamente, al parecerme de un nível inferior al resto del disco, más vacuo.

Tasmin Archer siempre ha sido un referente en mi vida y este "On" supuso un halo de esperanza en una carrera que yo daba por finiquitada, pero cuando un músico tiene la necesidad de crear, nada lo retiene.

Dedícanos más discos tan alucinantes como éste, pero que no le lleve tantos años.

9,5/10


jueves, 11 de octubre de 2007

DIRTY VEGAS - ONE - Cuando la voz se impone



Steve Smith, el cantante del trío Dirty Vegas, posee una de las voces más carismáticas del panorama musical, no hay duda. Aterciopelada, carrasposa, profunda, melancólica, dulce... hay muchos adjetivos para definir su voz y todos positivos, por supuesto. Lo que cante junto a ese proyecto pseudo-electrónico que es Dirty Vegas y del que nacieron dos discos, el homónimo del 2002 y este "One" del 2004, es otro cantar.
"One", su segunda tentativa, es un producto más solido y eficaz de lo que fue aquel primer album que más allá de "I should know", "Days go by" y "Simple things" (canción que tomaba una estrofa entera del "Another brick on the wall" de Pink Floyd)nada interesante aportaba a este planeta.

Con "One" Dirty Vegas optaron por cabrear su sonido añadiendo guitarras eléctricas, aportando energía y sonoridad a su estilo. Como tantos otros, (Kosheen, New Order), el resultado de agravar su sonido electrónico característico (no en vano habían ganado un Grammy por "Days go by" al mejor tema dance) e intentar "rockarizarlo" no fue fructuoso, y Dirty Vegas no volverá a sacar nada más como grupo...

Las canciones lineales de "One" cometen faltas de ingenuidad y concesión, aún siendo un trabajo más elaborado, cuidado y completo que el anterior.
Todas las melodías son sugerentes, por un lado. Todas las letras son flojísimas, por otro. Sin usar términos complicados ni imágenes rebuscadas, los mensajes de las letras son simplistas e insulsos, que perfectamente podrían haber estado escritos en quince minutos, porque tampoco se necesita un alarde de imaginación especial para estas composiciones líricas.

Es una pena, porque la musicalidad es notable, brillando en temas como "A million ways", "Human love" o "In this life" y como empecé diciendo, la voz de Steve es una maravilla, si Dios hablara tendría su timbre de voz, está claro.

7/10

Aquí os dejo un video del que fue su primer y único single:

WALK INTO THE SUN:

miércoles, 10 de octubre de 2007

SUGABABES - ANGELS WITH DIRTY FACES




Después de un debut inconsistente y débil, Sugababes reformaron sus miembros, Heidi Range ocupó el lugar de la blanquecina Siobhan Donaghy, fueron contratadas por Island Records y publicaron uno de los mejores discos pop que se recuerdan en esta década.

Un trallazo como "Freak like me" era díficil de ignorar, con un sonido electrónico novedoso, potente, con aires "indie" y desparramando mucha rabia e intenciones, fue un número 1 automático, que supuso el retorno de las Babes por la puerta grande.

A pesar de tener uno de los nombres más ridículos que se recuerdan en el panorama pop, las Sugababes se han convertido, con el paso de los años, en uno de los grupos femeninos más exitosos en el país británico.

"Angeles con caras sucias", referencia a un clásico del cine en blanco y negro, engloba un puñado de temas magistralmente producidos y perfectamente ensamblados en su conjunto.

Desde la maravillosa "Stronger," usando loops que Massive Attack envidiaría, "Shape", basada en el "Shape of my heart" de Sting, donde colabora él mismo, la pegadiza "Blue" o la TLC-estilo que es "Virgin sexy", todas conformaban uno de los albums más maduros del pop, a pesar de que por entonces las integrantes del grupo no alcanzaban los veinte años.

"You'll come to see just what I can be, I'm getting stronger" amenazaban en la nombrada "Stronger" y vaya que lo cumplieron...

9/10

lunes, 8 de octubre de 2007

TRAVIS - LA CORRECCIÓN BRITÁNICA


Como bien dijo en una ocasión Chris Martin en Radio1, Travis es el grupo por el cual nacieron, no sólo Coldplay, sino casi todos los grupos salidos de la escena británica en los últimos diez años.
Discos como "The man who" o "The invisible band" han sido guía de tantos y tantos, que resulta abrumador.
Aunque en muchos casos, los alumnos han superado a los maestros, Travis siguen siendo unos genios modestos, como se puede comprobar en "The boy with no name", su último largo.

Tuve la suerte el viernes pasado de acudir casi por accidente al concierto que ofrecieron en Madrid, en la reducida Sala La Riviera.
Colgaron el cartel de agotadas las localidades, pero cierto es que en el último día.

En principio, un grupo de nombre tan hortera como "Bombones", grupo español que canta en inglés, iban a ser los teloneros, pero no salió nadie, y cuando digo nadie es nadie, ni los teloneros ni nadie dando explicaciones de por qué no salía nadie al escenario.
Estaba previsto que Travis apareciera a las 22:00, pero para calmar el mal rollo en el público, aparecieron quince minutos antes.
Al son de la canción de Rocky atravesaron todo el público hasta llegar al escenario, ataviados con batines de boxeador.
Y comenzaron a tocar "Selfish Jean", perfecto empuje para que el público se vaya caldeando, canción que engarzaron seguidamente con "Eyes wide open", los dos temas más potentes de este último disco, seguido por un tema de su primer disco y evidenciando que quisieron con "The boy with no name" en parte volver a ese sonido con el que se dieron a conocer.
Siguieron ofreciendo hits, "Writing to reach you", "Side", "Driftwood", "Love will come through"... interpretándolas tal y como suenan en el disco, con pocas variaciones, hecho este que me desagrada de los conciertos.
Me gusta que ofrezcan una estrutura desigual, un toque particular que como espectador seas privilegiado al ´poder disfrutar de una canción diferente.
Las únicas variaciones que se dignaron en presentar fue la versión en acústico de "Flowers in the window", con la banda haciendo un corrillo alrededor del micrófono, aparte de las covers de Britney Spears "Baby one more time" y la canción de cierre, "Back in black" de AC/DC.

"Closer", "Pipe dreams", "The Humpty Dumpty Love Song", "As you are", "Turn", "The beautiful ocupation", "All I wanna do is rock", "My eyes"... fueron poco a poco dejando paso a lo que todos consideran el máximo hit de Travis, la que todos estábamos esperando y que supuso el colofón del concierto, "Why does it always rain on me?", canción que por cierto, fue escrita en Madrid, según palabras de Fran Healy.

La corrección británica es difícil de evitar, y como prueba, a pesar de las innumerables sonrisas de Fran Healy al público o los guiños constantes de Andy, el guitarrista, eestuvieron muy comedidos en la entrega.
El público los mira embelesados y a no ser de los dos momentos, porque fueron dos, de insistencia de Fran para que la gente votara, hubo poca iniciativa por el público español, siendo espectador pero no partícipe.
Así que la frialdad del público sumada a la corrección británica nos dejó un concierto en el que no se coreó un bis, ni nada de nada, ni la banda se despidió, pero a nadie le parecía importarle, algo que a mí me dejó ofendidísimo.

Mención especial a Andy, el guitarrista, todo un personaje sobre el escenario. Parecía que se acabada de tomar diez tercios de cerveza y salió al escenario con otro más, constantemente parecía que iba a perder el equilibrio, pero no hizo más que sonreir, hacernos guiños y arrojarnos lengüetas de su guitarra.

Un concierto recomendable, pero sólo para fans.

martes, 2 de octubre de 2007

JAMES BLUNT - BACK TO BEDLAM



Acaba de salir el segundo album del hombre de voz aguda que más sonó en el 2005 con ese chirriante tema que era "You're beautiful", melodía que sonaba allá por donde fueras, en ascensores, supermercados y a todas horas en televisión, una auténtica persecución.
Yo, más chulo que nadie, hago una crítica de su primer album y no del segundo, porque aún no he escuchado mucho ese "All the lost souls" con el que ha atacado James Afilado.

Un "pacer" es un término usado en la jerga musical para denominar a aquellos discos que no tienen un lanzamiento espectacular en listas y que a medida que se van extrayendo singles el disco adquiere popularidad y ventas hasta llegar a convertirse en éxito.

Eso fue lo que pasó con el disco de James Blunt, "De vuelta al manicomio". Un título que suena potente, fiero, que promete experiencias fuertes, para que luego uno quede decepcionado ante otro disco más con letras de amor y melodías almibaradas.

El tercer single del disco fue "You're beautiful" y llegó al número 1 en UK tras una tremenda campaña de promoción que incluía concurso radiofónico buscando a la aludida de la canción.
Dicho tema elevó el disco a lo más alto, se volvieron a publicar los dos primeros singles y provocaron unas ventas mundiales de 3 millones de discos, de los más vendidos en lo que llevamos de década y uno de los discos de artista novel más vendidos de la historia.

Cifras astronómicas, éxito masivo y una pregunta en el aire... ¿realmente el disco merece tanto éxito?
Por un lado, es un disco que llega a un sector muy amplio de público, siendo agradable de escuchar, para todas las edades y con contenido nada ofensivo.
Luego la calidad del disco es mediocre, las composiciones lineales y clásicas y la manera de James es comedida y a ratos molesta, para que vamos a engañarnos.
A la pregunta propuesta yo respondería un rotundo no, pero como sé que los temitas como el "You're beautiful" de marras gustan a millones de personas, no me extraña que pasara lo que pasara.

Así, hay canciones de pop-rockerillo como "High", "Wisemen"(con una parte instrumental preciosa, omitida en la versión single) o "Billy" que en su estilo no están mal, son resultonas, estribillos pegadizos y melodías graciosas, que rezuman inocencia y corrección, astutamente ideadas para sonar en radio fórmulas.

También hay cosas llamativas, como en los tracks "Out of my mind" (un tanto sombrío) o en "Cry" (la mejor producida de todas) y en las tremendas baladas ("No bravery" y "Goodbye my lover"), que son el punto fuerte de Blunt, lo que le dará de comer en su carrera, los tiempos lentos.

Un disco comercial, con pocos riesgos, pensado para agradar al mayor número de gente posible... y el objetivo se cumplió.
Aunque lo del manicomio (bedlam) sigo sin ver la relación...

7,25/10

Video de Goodbye my lover:


lunes, 1 de octubre de 2007

Temporada de caza - Novedades

Llegó el otoño, la época del año en la que las listas de ventas se colman de novedades, cuando más artistas publican album y los compradores nos arrascamos más el bolsillo, terminadas las vacaciones y los gastos de colegios y demás.

Os destaco algunas:

- Discos ya publicados:

1. James Blunt: All the lost souls
2. Bruce Springsteen: Magic
3. Katie Melua: Pictures
4. Annie Lennox: Songs of Mass destruction
5. PJ Harvey: White chalk
6. Nightwish: Dark passion play
7. Eric Clapton: Clapton is God
8. Idlewild: Best of
9. Jose Gonzalez: In our nature
10. Ben Lee: Ripe
11. Deborah Harry: Necessary evil
12. Ian Brown: The World is yours
13. Status Quo: In search of the fourth chord
14. Joni Mitchell: Shine
15. KT Tunstall: Drastic fantastic
16. The Thrills: Teenager
17. Foo Fighters: Echoes, silence, patience & grace (olé con el título)
18. Marlango: The electrical morning
19. Diana Navarro: 24 rosas
20. Glria Estefan: 90 millas
21. Mark Knopfler: Kill to get Crimson
22. Despistaos: Vivir al revés
23. HIM: Venus Doom
24. Natalie Imbruglia: Glorious - The singles
25. Ismael Serrano: Sueños de un hombre despierto


- Próximas publicaciones:

1. Stereophonics: Pull the pin
2. Kylie Minogue: X
3. Alicia Keys: As I am
4. Sugababes: Change
5. Vanessa Carlton: Heroes & Thieves
6. Santana: Ultimate Santana
7. Jimmy Eat World: Chase this light
8. Roisin Murphy: Overpowered
9. Neil Young: Chrome Dreams II
10. Matchbox Twenty: Exile on mainstream
11. Nine Black Alps: Love/hate
12. Dave Gahan: Hourglass
13. Ween: La cucaracha
14. R.E.M: Live
15. Juanes: La vida es un ratico
16. Eros Ramazzotti: e2
17. Duran Duran: Red carpet Massacre
18. Sigur Ros: Hvarf/Heim
19. Belén Arjona: Alas en mis pies
20. Celine Dion: Taking chances
21: Seal: System
22: David Gray: Greatest Hits
23: Anou: Who's your momma?
24. Counting Crows: Saturday nights, sunday mornings
25. The Killers: Sawdust
26. Luz Casal: 11
27. Madonna: Candy shop
28. Lenny Kravitz: It's time for a love revolution
29. Coldplay: Prospekt
30. Massive Attack: Weather underground
31. Iván Ferreiro: Mentiroso mentiroso

Hay más, por supuesto, pero no me crean el más mínimo interés , como Jennifer Lopez.
Pues para todos los gustos... acaba bien el año.

El último disco de PJ Harvey es nº 1 en España

No se sorprendan leyendo el titular, que no es cierto. Eso es algo que no ocurrirá jamás, y no estoy subestimando al comprador de España, es que sencillamente, es un hecho.

Comprobemos la lista actual de Promusicae, que registra los discos más vendidos en el Carrefour y en el FNAC, dos de los pocos sitios que quedan en donde podemos comprar un maldito disco.


Tan grimosa como siempre, prueba palpable que la media de edad del comprador debe ser cuarenta tacos y que deben ser marujonas, carrozas nostálgicos y con gustos clasistas, encasillados.
Si no no me explico que Andrés Calamaro siga vendiendo como vende, o Ismael Serrano, Mark Knopfler, Hombres G (qué vergüenza) , Miguel Bosé, Gloria Estefan o Manu Chao.
Pues ya ven, todos artistas noveles, que están empezando en este mundillo y deseándose hacer un hueco en las estanterías de la gente.

Esta lista es el perfil del visitante asiduo de centro comercial.¿Para qué me voy a comprar el disco de esa tal Lantana si tengo el disco del Calamaro, que sé que va a ser bueno (aunque luego sea una castaña? Ese es el pensamiento del españolito medio: vamos a lo seguro, sin riesgos.Ya que un CD nos cuesta 15 euros de media (lo mismo que en Inglaterra, señor ministro de cultura), y estando como está la vida de encarecida y apretada, que al menos sepa que es de un artista que no me va a defraudar. Por eso me compro el de Hombres G y no el de The Klaxons, que aunque en la portada ponga que se ha llevado muchos premios, vete tú a saber lo que cantan. Sí, vete a saber tú, porque en los 40 no suenan, entre Shakira y Nena Daconte no ponen a The Klaxons, flamantes ganadores del premio Mercury, el más prestigioso entregado en el Reino Unido, cuna de grandes artistas.

Qué triste y pobre es el panorama musical español ... que conste que aún no he mencionado los discos de High School y el de la danza del vientre, que seguro que han sido anunciados doscientas mil veces en televisión y el espectador, como efecto hipnótico, ha acabado entendiendo que dicho disco es imprescindible para su existencia.

El disco "White chalk" de PJ Harvey, una pequeña maravilla hecha sonidos, ha entrado en el #11 de Inglaterra, a pesar de lo arriesgado de la propuesta y lo alejado del barómetro comercial con que se miden todo en estos días.
Un aplauso para PJ y mucho apoyo a estos artistas que, desde ese lado alternativo, nos siguen deleitando con grabaciones tan geniales como la de PJ Harvey.


El primer single del disco, "When under ether":


INXS - SWITCH - Volver a conectarse



Qué de cosas han pasado para INXS desde la publicación del anterior album a este "Switch", publicado en el 2005. Su obra previa, "Elegantly wasted", de 1997, volvía a dejar en evidencia la falta de creatividad y sorpresa que asolaba al grupo, quedando tan lejana la época del "Kick"(1987).
Esos años dorados, donde trallazos como "Devil inside", "Suicide blonde" o "Never tear us apart" catapultaron a los australianos hasta la primera división del panorama musical.

Después se produjo un declive donde sus grabaciones no parecían cuajar entre las masas y una lista de "lps" irregulares se sucedía seguidamente, sin asomarse el menor atisbo de lo que INXS fue en su momento.

Bueno, pues entre todas las cosas que decía habían pasado entre 1997 y 2005 hay una que explica con claridad el porqué de tantos años en barbecho.



Su carismático cantante, Michael Hutchence, de buena apariencia, resultón en fotos y videos musicales pero de carácter difícil, se suicidaba el 22 de Noviembre del 2007, apareciendo colgado desnudo del techo en una habitación de hotel.

Las causas de la muerte apuntan realmente a un accidente, ya que parecía que Michael lo que estaba intentando provocar era lo que llaman el orgasmo máximo, que consiste en quedarse sin aire, asfixiarse y a la vez alcanzar el clímax del orgasmo, efecto este que multiplica la sensación del clímax y que, desde aquí, no recomiendo probar, no me gustaría dar ideas, jeje.
De ahí que apareciera colgado y desnudo. Dando más detalles, parece ser que si en la práctica tienes una raja de limón en la boca, el amargor del cítrico evita que pierdas el conocimiento totalmente, en el caso de que uno se quede sin aire y esté a punto de provocar su propia muerte.

Ahora bien, si todo sale mal no se puede negar que no existe forma de morir más ridícula, y más esnob, por cierto.

El grupo no quiso explotar la muerte de Michael, cual Kurt Cobain de Nirvana, y a pesar de editar algún recopilatorio, prefirió que la discográfica no saturara los medios con noticias de Hutchence, siendo la muerte de éste tan desagradable como fue.
Bien es cierto que esto es una teoría que yo me hago porque si el grupo quería sacar dinero o no, eso no lo sabemos ni nunca se comentó.
Tampoco INXS tenían el tirón que tenía Nirvana y no sabemos hasta qué punto podrían haber tirado del hilo, pero sí que hay que admitir que INXS tenía una trayectoria más longeva que el grupo de Seattle.

Notas aparte del preámbulo de este "Switch", el grupo parecía que no volvería a editar discos bajo el nombre de INXS, no se sabía nada de ellos, alguna nostálgica gira con algún cantante por Australia y poco más.
Hasta que a alguien se le ocurrió buscar al nuevo cantante de INXS a través de un concurso de televisión tipo Operación Triunfo que titularían "Rock Star: INXS". Un poco bochornosa la idea, valga decirlo.



Al concurso se presentaron ciento y la madre, incluso cantantes femeninas (lo siento si leéis este comentario, chicas, pero no me imagino a una tía encabezando INXS y cantando "Baby don't cry").
Finalmente ganó un chavalito llamado JD Fortune, con un timbre de voz muy similar al de Michael Hutchence.
Aparte, JD tenía presencia y sex appeal, aunque su apariencia recuerde vagamente a la de Jake Shears, de Scissor Sisters. Era perfecto para ser el nuevo cantante de INXS.



Así fue que en el 2005 sacaron "Switch", producido por Guy Chambers, creador de los mayores éxitos de Robbie Williams, y que suponía la vuelta de una de las bandas más legendarias que quedaban por desempolvarse.
A pesar de todo el rollo del concurso y la tremenda promoción, el disco fracasó en el intento de "volver por la puerta grande" e hizo modestos chartings en USA y Australia.

"Switch" conectaba de nuevo al grupo, y agrupa 11 canciones de melodías pop comerciales, facilonas y faltas de originalidad. Pocos ganchos, pocas letras memorables, de fácil escucha, pero imperdurable.

Escritores como Desmon Child, The Matrix, Shelly Peiken o Guy Chambers, aparecían entre los creadores del disco, ofreciendo canciones inocentes, a ratos convencionales y con una producción nada arriesgada. Guy Chambers diseñó un sonido apto para la radiofórmula mundial, dejando fuera garra o salvajismo que podían ofrecer temas como "Perfect strangers" o "Devil's party".



Mark Opitz, el productor de toda la vida de INXS, se mantuvo al margen de este proyecto, no sabemos si por propia voluntad o porque no contaron con él.
El espíritu de siempre de INXS no desaparece en "Switch", sobre todo gracias a la voz de JD, calcada a la de Hutchence, pero la intensidad de las creaciones de Michael no se ven.

Tampoco podían faltar las canciones dedicadas a la figura del cantante desaparecido, y puede que de este palo, "Afterglow" y "God's top ten" sean las canciones más sobresalientes del disco, junto a "Hot girls", que es la única que denota que en las venas de estos veteranos sigue corriendo la sangre del rock.
Una lástima de regreso que prosigue con el declive de 1997, viva o no viva Hutchence.

6,5/10


VIDEO DE AFTERGLOW, segundo single:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...