sábado, 8 de diciembre de 2007

HEATHER NOVA - REDBIRD - La ilusión de volar



Tener un hijo cambia completamente a las personas, sensibilizándolas y haciéndolas más conscientes del mundo que les rodea.
Son muchas las artistas femeninas que al convertirse en madres, encuentran una motivación intensa en este hecho a la hora de escribir nuevas canciones. Mujeres como Andrea Echeverri (de Aterciopelados) hasta Madonna han sucumbido creativamente y han dedicado discos enteros o piezas concretas a sus retoños y sus nuevas vidas.
Así, Heather Nova en "Redbird" su octavo disco, reconoce que el nacimiento del pequeño Sebastian le ha otorgado nuevas perspectivas compositivas, y esto se plasma en algunas canciones, muy sutilmente, provocando que al menos no nos encontramos ante un disco pastelazo de una madre que ha escrito nanas a sus pequeños (como lo que realizó la colombiana Andrea Echeverri).

Este detalle es importante para entender el concepto de "Redbird", repleto de alegorías a la vida, a la sexualidad y a la esperanza, contando historias de personajes desaparecidos y resurgimientos personales.

El album está producido por Felix Tod, el marido de la guapa Heather Nova que por cierto ya ha cumplido los 40 años, excepto el primer corte, "Welcome", que fue el primer single.
"Welcome" es una canción producida por el conjunto The Matrix, responsables de entre otros del éxito de Avril Lavigne y escrita a medias con Danny Campbell y Dido Armstrong (sí, la misma Dido).
Su sonido y en general todo su contexto se aleja bastante del acariciante sonido del resto del disco, marcando un punto y aparte en lo que se nos quiere presentar con "Redbird".
Como primer y único triste single del album, tenía un gancho para funcionar en las ondas, sobre todo por el respaldo de los colaboradores que hay detrás, pero es una canción bastante hueca, insulsa y fría. Una bienvenida que no desagrada, pero que nos deja más bien tensos.

Menos mal que cambiamos de dirección con la preciosa "I miss my sky", tema inspirado en Amelia Earhart, una de las pioneras de la aviación a principios del siglo XX, que desapareció allá por el 1937 en una isla del centro del Pacífico mientras intentaba dar la vuelta al mundo por la línea del Ecuador y se dió por fallecida en 1939.
Las leyendas apuntan a que sobrevivió en una isla y que vivió allí un largo tiempo, pero que nadie la volvió a encontrar ni a saber nada más de ella.
Una historia interesante detrás de este nombre, que vale la pena hojear:

http://es.wikipedia.org/wiki/Amelia_Earhart

Heather quiso retratar en este tema cómo sería la vida de Amelia en esta isla, abandonada a su propia suerte, así crea imágenes detallistas en extractos como "I bury myself in the leaves to sleep" y "The sound of the ocean is not a plane".
Todo esto musicalmente aderezado con un sonido folk ligero y un violin sinuoso que acompaña la voz acariciadora de Heather.
El resto del disco acompaña este estilo folk, que es lo que mejor se le da a Heather, no el pop artificioso que suena en "Welcome". Piezas como la acústica "Singing you through" a lo Tracy Chapman, la rotunda "Redbird" a lo Sarah McLachlan o "Done drifting" a lo Shawn Colvin, demuestran que Heather está en la liga que merece estar, el de las grandes compositoras norteamericanas.

Interpretivamente, el timbre de soprano que le gusta lucir a la cantante de las Bermudas, suena mejor que nunca en "A way to live" o en "Motherland".
Es en estos cortes más folkies donde el disco sobresale, el resto del disco pretende dar variedad con más pena que gloria.
Así, cuando quiere sonar más rockera en "Overturned" no convence o cuando versiona a Chris Isaak en su "Wicked game" nos deja indiferentes.

En su concepto, entendemos que quisieran buscar un gran primer single con "Welcome", que como he dicho, no deja de ser una canción mediocre (que lleve la firma de Dido no la hace grande) pero gracias que el resto no sigue la estructura y los que la intentan simular, se hunden junto a ella.

7/10

Video para "Done drifting":

4 comentarios:

MIDAS dijo...

Es muy curioso leer este post ahora, cuando el disco tiene unos años y lo hemos escuchado lo suficiente como para aprender a apreciarlo. ¿Sigues pensando exactamente lo mismo que escribiste entonces o has cambiado de opinión? Porque mi primera impresión con redbird no fue muy buena, pensé que estaba en declive. Pero ahora, cuando lo escucho de vez en cuando me parece mucho mejor disco de lo que recordaba.

archer dijo...

Uy, Midas, lo tendría que recuperar y opinar, pero si recuerdo los temas más intimistas como los que más me gustaban. En los que ella apenas se hacía acompañar con dos instrumentos y su cándida voz.

Puede ser que sea un disco que gane con el tiempo, y escucharlo con los años le puede hacer un gran favor.

Original también tengo el "Oyster", pero ése lo he escuchado mucho menos.

Saludos!

MIDAS dijo...

Si los que te gustan son sus temas mas intimistas. Tienes que hacerte con STORM y The Jasmine Flower que son sus dos discos mas intimistas. Oyster es muy bueno. Quizás el intento de hacer algo mas comercial vino con South que es un disco con melodías mas facilonas que para colmo, ni siquiera fue comercial. Pero no sé, es lo que te comentaba de David Gray, cuando alguien te gusta mucho pierdes cierta objetividad y tendrían que apuntarme con una pistola en la cabeza para que dijera cual es el peor disco de su discografía. Y me temo que ni apuntándome. Porque soy muy bueno guardando secretos.

archer dijo...

Los últimos los he escuchado menos, pero tengo que hacerlo de una vez por todas. A reivindicar a Heather de una vez! aunque seamos dos gatos (y no lo digo por tu foto, jeje).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...