viernes, 12 de octubre de 2007

TASMIN ARCHER - ON - Sublime vuelta a los ruedos



Tasmin Archer era la costurera que sacó un disco junto a John Hughes, su pareja, llamado "Great expectations" del cual se esperaba mucho y poco se disfrutó.
Un aire fresco asoló al mercado con la hermosa "Sleeping satellite", una mezcla ácida de fábulas y críticas políticas que ponía en duda la llegada del hombre a la luna.
Fue un éxito automático, abrumador, la cara de Tasmin por todos lados, su disco en lo más alto, conciertos, viajes... quizás demasiado para una sencilla costurera.

La música siempre le apasionó, la pequeña Tasmin, de mente inquieta decidió explorar nuevas facetas en "Bloom" su segundo disco, alejado de todo detalle comercial que podría tener el primero. El disco fue un rotundo fracaso, la discográfica, EMI, la despidió y a Tasmin se la tragó la tierra.

Cayó en una profunda depresión creativa que le duró muchos años, desengañada del business de la música y que intentaran llevarte por un camino que no era el que ella escogía, se refugió en la cerámica y en la pintura, exponiendo su rabia ante el mundo en sus obras.

Diez años después, en el 2006, Tasmin Archer publica en su propia compañía discográfica, Quiverdisc, un disco nuevo, "On". El satélite durmiente se ha despertado.
Y nos ha dedicado el mejor disco de su carrera, y por qué no decirlo, de los mejores del año pasado. Si hubiera justicia en el mundo, los premios le hubieran llovido, como hicieron cuando debutó, pero toda esa parafernalia no le motiva a Tasmin y ni falta le hace.
Las críticas del disco han sido ensonrojedoras y ella se debe dar por más que satisfecha de que con los medios que ha tenido, haya publicado un disco de 10 canciones soberbias, y encima editar dos videoclips que muchos quisieran.

¿Y qué tiene de especial "On"? Sólo hay que escuchar la voz de Tasmin en el primer single "Effect is monotony" para apreciar que no es una grabación vulgar. Su voz dejada suena fantástica, mejor que nunca, añejada como un buen vino, en una interpretación nada fácil, con muchos cambios de registros (en "Violence" deja atónito la montaña rusa en la que se sube su voz) , subidas, bajadas, y todo en un tono suave, rasgando la voz, provocando dolor en las palabras cuando canta "El éxito es un juego que todos practicamos".

Las composiciones que ha creado junto a John Hughes son para quitarse el sombrero ante la maravilla lírica y musical y la cantidad de atmósferas que han creado en diez temas y poco más de cuarenta minutos.
Canciones oscuras, tenebrosas, de película de miedo como "Take care", "Violence" o "Hello" (la mejor canción de su discografía, muy por encima del resto), otras alegres y chispeantes como "Sedan" o "Hope". En conjunto, un disco quasiperfecto, donde la única queja que puedo encontrar es en el tema "Complaints", precisamente, al parecerme de un nível inferior al resto del disco, más vacuo.

Tasmin Archer siempre ha sido un referente en mi vida y este "On" supuso un halo de esperanza en una carrera que yo daba por finiquitada, pero cuando un músico tiene la necesidad de crear, nada lo retiene.

Dedícanos más discos tan alucinantes como éste, pero que no le lleve tantos años.

9,5/10


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...